Cómo decorar un dormitorio pequeño: 5 claves para aprovechar el espacio

Saber decorar un dormitorio pequeño puede parecer complicado a la hora de combinar un espacio limitado con lo que, por un lado, debe ser funcional y, por otro, quiere reflejar la personalidad y el estilo de vida. ¡Pero también es un desafío para nuestra creatividad!

Hoy queremos regalarte cinco trastes para que empezaras a proyectar esa decoración que estabas retrasando, que no sabías por dónde empezar y pensabas que sería imposible mejorar armoniosa y funcionalmente al mismo tiempo. Crea un espacio fascinante donde, además, has resuelto el espacio de almacenaje o donde poder combinar estilo y funcionalidad no solo es posible, sino que en homecomponent.es, podrás encontrar todo lo que necesitas.

Cómo decorar un dormitorio pequeño en 5 claves

1. Crea un foco de atención

Habitualmente en todo tipo de habitaciones los centros de atención suelen ser las camas o los armarios. Ambos son muebles funcionales y esenciales que le dan carácter al dormitorio, pero podemos intentar centrarnos en el diseño de interiores para que sea el diseño completo de la habitación el que tenga el centro de atención y no la utilidad práctica de ese mueble de hormigón. .

Un ejemplo sería quitar el cabecero de la cama y poner más énfasis en el juego de mesa para que no se sobrecargue el pequeño espacio del dormitorio. A su vez, el diseño de estas mesas podría ser acorde al diseño de las puertas de los armarios, con lo que conseguiríamos un espacio amplio y luminoso, pero con estilo y marca personal.

2. Elementos estructurales

Para saber decorar un dormitorio pequeño debemos tener en cuenta los elementos estructurales del edificio que no podemos evitar y que tienen superficies irregulares como repisas, vigas, esquinas cuadradas o columnas.

Al decir “Si no puedes con tu enemigo, únete a él”, estos elementos pueden convertirse en grandes aliados y formar parte del proyecto de interiorismo que aportará un plus de personalidad. Integrar uno sobresaliente como cabecero de cama, proyectar un mueble artesanal transformando el hueco de la columna en un gabinete de almacenamiento, o incluso transformando una viga como parte del mismo mueble, es una excelente manera de integrar, disfrazar estos elementos. y aproveche funcionalmente un espacio que, de lo contrario, podría quitar aún más espacio.

3. Cuando el dormitorio está abarrotado

Una de las claves para decorar un dormitorio pequeño es jugar con la iluminación y los colores. Si es un dormitorio estrecho, el “truco” puede ser crear un punto de atención donde la estrechez del lugar pase desapercibida a través de un estilo minimalista .

Los tonos neutros de las paredes y la potente iluminación blanca pueden dar la sensación de amplitud necesaria para que la cama y sus elementos decorativos se conviertan en ese punto focal de la habitación. Jugar con el diseño de una cabecera o mesita de noche sería una forma de hacer de ese dormitorio una vida y personalidad propia.

Incluso la combinación de elementos como la ropa del hogar puede ayudarnos a mantener una línea cálida y acogedora, equilibrada entre la luz y la armonía de los elementos de diseño.

4. Gana espacio de almacenamiento de forma original

Otra gran idea para saber decorar un dormitorio pequeño es recurrir a ideas de almacenaje utilizando muebles de dormitorio. Inspirado en las camas nido, este tipo de mobiliario es la opción ideal para aprovechar al máximo el espacio disponible y convertirlo en el centro de la decoración .

5. Iluminación y colores

Jugar con tapizados, colores e iluminación en una habitación pequeña es una opción muy atrevida pero que marca un estilo muy diferente. Siempre se ha dicho que los colores claros aportan una mayor sensación de amplitud y espacio , pero para ellos no debemos renunciar a los colores oscuros si nos gustan.

Si sabes combinar de la manera correcta, jugando con ellos, atreviéndote a hacer algo diferente, utilizando tapizados, papel pintado, puntos de luz adecuados o complementos que nos den un contrapunto armonioso, conseguiremos que un dormitorio reducido se pueda decorar con cualquier color., incluso si es oscuro.